Revista »

agosto 16, 2017 – 6:41 am | 169 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Entrevista, Featured

José Rico: Hay mucho para hacer en la Educación de los Hispanos

Enviado por en agosto 10, 2012 – 9:57 am | 3.460 views
cara

“Estamos aquí para luchar para que la educación sea para todos” 

José Rico nos recibió en su oficina en Washington DC. en el departamento de educación de los Estados Unidos con una gran sonrisa y con mucha amabilidad. No necesita muchas preguntas para comenzar a hablar de todo lo que sabe sobre
el sistema educativo, y la meta que se ha propuesto junto al gobierno para mejorar la educación de los hispanos. 

¿Cuál es su posición y qué es lo que usted hace?
Soy director de esta oficina, que fue establecida por el presidente George Bush (padre). La estableció  hace 20 años porque a pesar que el gobierno federal le pedía a los estados que se enfocaran en el problema de la educación de los hispanos, los estados no tomaban ninguna medida y la crisis ya se había establecido. Menos de la mitad de los estudiantes se graduaban de la escuela secundaria y sólo un 10% de estudiantes de nuestra comunidad tenía bachillerato, también más de la mitad de los estudiantes hispanos cuando terminaban la escuela no tenían créditos suficientes para entrar a la universidad, por eso muchos activistas comenzaron a pedir una oficina especial para tratar este tema.

Para nosotros en esta oficina saber si estamos teniendo éxito en nuestra misión, lo confirmamos en el aumento del número de estudiantes que se gradúan de la secundaria y el número de niños que se matriculan en los programas de educacióntemprana. Yo, antes de tener esta posición fui maestro y luego director de una escuela secundaria en Chicago y además fui inmigrante, por eso conozco las dificultades por las que pasan los padres para entender un sistema
educativo que es bastante complicado. No es que no exista la información para nuestros padres pero ellos muchas veces no saben dónde encontrarlas. Nuestra oficina se comunica con organizaciones a nivel estatal y federal, para trabajar
juntos y para que los proyectos que tienen éxito sean divulgados en todas las comunidades. Lo que hemos estado haciendo estos tres años es organizar una red de más de 200 organizaciones que trabajen con nosotros y reciban dinero
federal. Nosotros hemos cambiado mucho la política de trabajo, y hemos hecho de las organizaciones con la que trabajamos sean nuestras bases y se encuentran en todo el país, por eso es muy difícil  que me encuentren en esta oficina, ya que estoy siempre arriba de un avión y trabajando con la comunidad latina.

¿Cuáles son las barreras que enfrentan los estudiantes hispanos?

Son varias, si hablamos de nivel pre-escolar, muchas familias no tienen acceso a una buena educación para sus hijos. Nosotros sabemos que las familias latinas ocupan el número más grande de elegibilidad para poder entrar a todos los programas que se han creado para ayudarlos en la educación, pero a pesar de esto tenemos la participación más baja. Uno de los problemas es que estos programas no se encuentran donde está nuestra comunidad, entonces la familia
deja a sus hijos con algún familiar, estos los alimentan y los cuidan bien, pero, los tienen mirando televisión todo el tiempo. Los lugares donde se encuentran  estos programas muchas veces están muy lejos de estas familias y no hay transporte. En otros casos tienen acceso al programa pero está saturado de niños y para acceder tienen que entrar a una lista de espera.

También están los estudiantes que necesitan ayuda en educación especial, tenemos muchos estudiantes en nuestra comunidad que necesitan esta ayuda.

Por otra parte, tenemos los alumnos que son muy inteligentes y estudiosos y que reciben mucho apoyo de los padres y maestros, pero estos alumnos están asistiendo a escuelas de nivel académico muy básico y si llegan a recibirse, lamentablemente tampoco van a estar listos para asistir a ninguna universidad.

¿Qué es lo que se debería hacer para que más hispanos lleguen a la universidad y además sigan a los niveles de maestría y doctorado?

1)A nivel federal nosotros estamos haciendo muchas reformas para el área, prescolar, primaria, secundaria e universitaria.

Y a nivel universitario, el problema que tenemos es que no están preparados  para ayudar a los estudiantes que son los primeros en la familia de ir a una universidad, y yo sé personalmente de este tema porque fui el primero en mi familia. Yo no conocía el sistema, mucho menos mis padres. Más de la mitad de los estudiantes de la universidad salen sin recibirse. Necesitamos cambiar el sistema que tienen, el problema está en que las universidades dicen que están bien y que así van a seguir. Nosotros queremos que ayuden más a los muchachos(as) y puedan terminar la carrera y a los padres para que les sea más fácil poder entender el sistema. El problema es bien representativo ya que estamos hablando de 14 millones de estudiantes latinos.

2)Es importante invertir más en los programas de ayuda temprana, porque más inversión en esos programas es un mejor futuro para todos.  Un niño que estuvo en estos programas cuando entra en primer grado ya sabe leer y escribir. Cuando un niño no entra sabiendo leer y escribir y llega a tercer grado, ya ese niño está atrasado como dos años de escuela, en quinto grado no puede tomar las materias básicas, y cuando llega al noveno grado ya es un momento crítico para ese niño. Estos niños se sienten muy frustrados, para mí es un logro que estos niños lleguen a la secundaria. Ustedes imagínense lo que ese niño siente que por tantos años estuvo siempre atrasado pensando que no es capaz porque no está al mismo nivel que los otros estudiantes.

Para nosotros en el área de la primaria lo más importante son los maestros, debemos capacitar a los maestros. Hoy en día menos del 7% de los maestros son latinos aunque somos el 20%  de la población de estudiantes, menos del 2% de los maestros son varones, además por los recortes de los presupuestos sabemos que muchos maestros están dejando sus trabajos.

Cuéntenos cómo se sintió cuando el presidente Obama le designó esta posición.

Muy orgulloso, como dije antes, yo vine de México y estuve indocumentado en la época de la escuela primaria y nunca pensé que algún día iba a trabajar en una posición como esta, ni siquiera en sueños lo tenía.  Mis padres siempre trabajaron mucho y fueron mi ejemplo de que trabajando duro uno puede alcanzar las metas.

Yo era director de escuela secundaria cuando el presidente Obama era candidato, yo no trabajé en nada en su campaña, estaba muy ocupado en saber si los niños tenían la comida caliente. Pero sí había trabajado con la primera dama (Michelle) por cuatro años. Un día ella me llamó por teléfono y me preguntó si yo quería venirme a Washington DC, la verdad es que no lo había pensado, y acepté tener una reunión con ella. Las elecciones fueron en noviembre y dos semanas más tarde recibí la llamada y después de la fiesta de acción de gracias tuve la reunión en las oficinas que tenían en Chicago, allí estaba la primera dama Michelle Obama esperándome con la persona de la oficina de la Casa Blanca. Esta persona me dijo, aquí estamos con tu curriculum y veo que tienes mucha experiencia en educación, y me preguntó en qué yo podría ayudar, y yo le dije que no conocía nada del gobierno federal, de sus departamentos ni de sus ramas. En un momento alguien abrió la puerta, yo no podía ver porque daba la espalda y de repente escucho que alguien dice “Hey Rico, how are you?”. Inmediatamente me levanté porque reconocí la voz, y le dije “Mr. President” y él dijo, “No, no, you can
still call me Barack”, me abrazó y me preguntó por mi familia. Luego me miró y me dijo, “la ultima vez que te vi no tenías canas, qué te pasó, ya estás viejo”. Porque yo lo conocí en 1996. Luego, me dijo que él necesitaba gente con
experiencia en educación pero con experiencia en el campo, que sepa cómo funciona la escuela, que conozca los temas de los estudiantes y los de los padres. Cuando salí de esta reunión, inmediatamente llamé a mi papá, le dije acabo de hablar con el presidente, mi papá me dijo bueno hijo, nos sentimos muy orgullosos por ti, en estos momentos estamos por salir, yo le dije como por salir si son las 9 de la noche, y él dijo: “Hijo hoy es el día de la virgen de Guadalupe”, por eso siempre me acuerdo de esa fecha. Creo que la noticia que les di, para ellos fue más impactante, aunque yo nunca pensé en estar donde estoy, creo que mis padres nunca se imaginaron tener un hijo en la posición en que estoy ahora.

¿Dónde nació y como llegó a los Estados Unidos?
Soy del estado de Michoacán y  llegué aquí a los 8 años. Yo odié la escuela, desde la primaria hasta la secundaria, las razones eran varias, una porque en la escuela nadie hablaba español, otra porque no trataban a mis padres con respeto, nunca mis padres recibían nada para saber cómo andaba yo en la escuela. Yo fui a la escuela pensando que ese iba ser mi refugio, que me iban a dar amor y tratar con respeto y cariño. Nunca fui un estudiante que tuvo éxito en la escuela, lo único que me salvó fue que me gustaba la matemática y un maestro que por alguna razón me prestó un poco de atención. Yo no quería ir a la escuela, yo vivía en un barrio donde se fumaba la marihuana, había pandillas y esa era la gente “cool”, ellos tenían dinero, muchachas y carro. Tuve un episodio que me pasó en esa época, que hizo que cambiara el rumbo de mi vida, tenía un muy buen amigo que recibió una bala y murió cuando estábamos caminando hacia la escuela.

Por este hecho el maestro del que hablo antes me dijo: “Te voy a sacar de esta escuela y te voy a matricular en otra porque si sigues aquí, te puede pasar lo mismo que le sucedió a tu amigo”.

Por un lado tuve buena suerte, porque por esa razón yo entré a una escuela donde preparaban a los niños para ir a la universidad pero mala porque murió un amigo. Lo único que no me gustaba de la nueva escuela, era que tenía que viajar mucho todos los días, tenía una hora para llegar y otra para volver. Luego cuando llegué a la universidad eso fue la gloria para mí, porque estaba compartiendo el cuarto solamente con otra persona y eso me hacía muy feliz. Además, era la primera vez donde me encontraba en un lugar seguro y sin violencia.

Allí tuve mucho apoyo de un grupo de amigos que todos éramos latinos y de Chicago, y nos ayudábamos mutuamente. Por eso pudimos salir adelante, pienso que es muy importante que las universidades den más ayuda a los alumnos para que puedan terminar sus carreras. Porque muchos estudiantes no lo necesitan pero muchos otros  sí. Y si la universidad ve que hay un alumno que está necesitando ayuda, allí deben estar ellos, ofreciéndoles la ayuda necesaria, para que ese alumno salga adelante. Yo estoy peleando para que los muchachos y muchachas tengan una experiencia positiva en la universidad.

En estos momentos hay ciertos estados que están pasando legislación  anti-inmigrantes; nosotros estamos aquí para luchar para que la educación sea para todos, que no haya discriminación por el color de piel o por el idioma que se habla o por nacionalidad. Y esto es lo que yo hago en esta oficina, mejorar la educación para nuestra comunidad hispana a todos los niveles educativos.

Tags:

Deja un comentario