Revista »

diciembre 8, 2016 – 5:14 pm | 542 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Comunidad, Entrevista, Featured

Robert Manzo – Capitán Policia de Houston

Enviado por en agosto 21, 2013 – 9:02 am | 2.350 views
Policia

Robert Manzo: “Es muy importante que exista una línea de comunicación entre la comunidad y la policía”

¿Cuánto hace que usted trabaja en el Departamento de Policía de Houston?

Estoy por cumplir 31 años dentro del Departamento de policía, me incorporé en marzo de 1982.

¿Cómo decidió usted entrar a trabajar para este departamento?

Yo vivía con mi familia en Monterrey, México, desde allí llegué a la ciudad de San Antonio a los 17 años. Fue allí donde aprendí a hablar en inglés, comencé a tomar clases de nivel universitario, porque ya me había graduado de la preparatoria en México.
En San Antonio comencé a tener amigos que trabajaban como policías, también tuve un jefe que el hermano era agente de FBI, comencé a interesarme y sentí curiosidad de ser oficial de policía; ya me había hecho ciudadano en 1979 así
que tenía todos los requisitos para poder entrar a la academia, me gustaba mucho y sentía que eso era lo que yo estaba buscando. Siempre pensé en tener un trabajo donde yo pudiera hacer una diferencia, y por supuesto además quería
tener un trabajo estable. Así que cuando decidí que ésta iba a ser mi carrera, hice una solicitud con la policía de San Antonio y con el departamento del servicio secreto de los Estados Unidos. En ese tiempo en Dallas, San Antonio y
Houston habían comenzado con un programa de emplear más policías. Así que envié mis solicitud a todos y el departamento de Houston me llamó inmediatamente, y el oficial me dijo en estos momentos necesitamos personas como tú, que puedan entender y comunicarse con la comunidad hispana.

¿Dónde usted nació y como llegó a Houston?

Mi historia comienza cuando perdí a mi padre y todavía
era muy chico, mi familia está compuesta por 4 hermanas, un hermano y mi madre,
yo soy el mayor de los hermanos.  Cuando
mi mamá se quedó sola con todos nosotros, ella siempre nos decía que teníamos
que estudiar y sacar buenas calificaciones para poder salir adelante. En ese
tiempo mi mama tenía una Tarjeta “Green Card”, porque ella tenía unos tíos que vivían
en Dallas, y por los años
cuarenta y cincuenta era muy fácil conseguir una “Green Card”. Pero ella nunca
se quedó a vivir en Dallas, sino que entraba y salía.  La decisión de mi mamá de venir a San Antonio
fue porque ella conocía gente que vivía allí. Ella siempre nos contó que iba al
Consulado de Estados Unidos en Monterrey a pedir los permisos para que le
dejaran entrar a sus hijos. Cada vez que iba pedía la visa para sus hijos y
siempre le respondían lo mismo, no se puede. A pesar de la respuesta, ella lo
mismo seguía yendo, hasta que un día llegó al consulado y había un muchacho
jovencito que nunca había visto, cuando le tocó su turno este muchacho le
pregunta que necesita y ella le dijo, “permiso para mis hijos”. Inmediatamente
el muchacho, le hizo los papeles y le dio los permisos para todos sus hijos,
ella todavía cree que fue Dios que le puso este jovencito para ayudarla y
dejara de ir a esas oficinas. El muchacho le dijo que sólo hay un requisito
antes de llevar a todos sus hijos, tiene que ir usted y su hijo mayor, alquilar
un departamento y conseguir trabajo para los dos y luego puede volver y llevarse
a los otros hijos. Y así fue, el primer trabajo que tuve fue en una gasolinera,
me pagaban 1.90 por hora. Trabajaba de lunes a sábado desde las 7 de la mañana
a las 6 de la tarde. Y todos los sábados salía de mi trabajo con 90 dólares,
para mí era mucho dinero. Luego pudieron venir mis hermanos. Yo creo que
nosotros alcanzamos el sueño americano, ya que todos terminaron de estudiar una
carrera universitaria, la hermana que está en San Antonio es maestra de
escuela, otra hermana es Teniente del Departamento de Policía de Houston, otra
hermana tiene un PhD y es profesora de la Universidad de Saint Thomas, otra es
Ingeniera Eléctrica, y mi hermano menor, era Asistente Principal de la escuela
Marshall de Houston, pero él había estado en el Army, así fue como pago su
educación, cuando vino la guerra con Irak, lo activaron y estuvo como tres años,
y de allí decidió quedarse y ahora es un Mayor del Army, y vive en San Antonio.

¿Usted como policía de la ciudad de Houston, que cree
que necesita saber la comunidad hispana referente a la seguridad?

Es muy importante que exista una línea de comunicación
entre la comunidad y la policía. Necesitamos estar comunicados para que la
comunidad sepa que nosotros estamos para protegerlos, y que ellos tengan
confianza de venir y pedir ayuda cuando lo necesiten.

¿Usted cree que los niños hispanos necesitan más
educación sobre las leyes del departamento de Policía?

Yo creo que sí, tiene que haber más educación, en
estos momentos tratamos de comunicarnos a través de diferentes programas que
existen en toda la ciudad de Houston. Es importante que comencemos con niños de
la escuela primaria, tenemos que influenciar a estos niños para que sigan el
camino correcto.  Así evitaremos que
estos niños se inclinen hacia alguna pandilla, o tengan problemas con la ley.

¿Usted cree que el Departamento de Policía necesita
más hispanos en sus oficinas?

Sí, por supuesto que necesitamos más hispanos y en
todos los niveles. Hace poco líderes comunitarios y la organización LULAC,
tuvimos reunidos para hablar sobre este tema. Los hispanos somos más del 44% de
la población de Houston. El departamento está haciendo bastante progreso, pero
no el necesario, ya que nuestra comunidad no está representada en los altos
rangos del departamento.  Por ejemplo,
dentro del departamento hay 41 con el rango de Capitán y en estos momentos yo
soy el único hispano. Tenemos 14 asistentes del jefe de Policía, este puesto
está basado solamente en las personas que el Jefe de Policía quiera poner.  Y solamente hay 3 hispanos de las 14
posiciones que existen, cuando deberíamos tener entre 6 o7 para decir realmente
que estamos siendo representados dentro del departamento, además
desafortunadamente de esos tres, dos no hablan español.

Deja un comentario