Revista »

mayo 31, 2017 – 10:18 am | 226 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Familia y Sociedad, Padres, Salud

Déficit de atención e hiperactividad

Enviado por en octubre 11, 2011 – 3:51 pm | 3.173 views
niños_medico

Por Gabriel Aisenberg

Cuando un niño se comporta mal, y los padres tratan de poner límites a ese comportamiento, la respuesta habitual de ese niño resulta en su aprendizaje, o al menos, en la asociación de ideas que hace que pueda predecir que si repite esa conducta, el mismo castigo es esperable.

Los niños con déficit de atención e hiperactividad (ADHD de acuerdo a la abreviatura inglesa “Attention-deficit and hyperactivity disorder”) son en general reconocidos como portadores de un problema de conducta que vas más allá de una travesura habitual (por padres y educadores) o
por sus dificultades de aprendizaje (por los últimos).  De hecho, la Asociación Americana de
Pediatría recomienda a sus doctores que evalúen a niños de 6 a 12 años acerca de su probabilidad de tener ADHD, cuando su rendimiento escolar es pobre, cuando están distraídos o en constante movimiento (hiperactividad), o son impulsivos. El diagnóstico implica el uso de cuestionarios con preguntas dirigidas a los padres y a los maestros, así como un detallado examen físico destinado sobre todo a descartar enfermedades que se parecen a ADHD, pero se tratan de manera diferente.

En términos generales se calcula que entre 2 y 16% de los niños tienen esta enfermedad; un 10 a 20% de ellos, continuará teniendo problemas en su adultez.

A modo de guía, presento aquí los elementos que el Manual de Enfermedades Mentales, cuarta edición (DSM-IV) utiliza para el diagnóstico.

1- Seis o más de las siguientes características de inatención por al menos seis meses, que motivan dificultad de adaptación.

a-  frecuentemente se equivoca en el trabajo, o tareas escolares, o brinda poca atención a detalles.

b-   frecuentemente le cuesta prestar
atención a tareas que exigen concentración (incluyendo juegos).

c- parece no prestar atención
cuando se le habla directamente.

d- le cuesta terminar las tareas
asignadas, no a causa de desafío a la autoridad, ni a no haber entendido la
consigna.

e- frecuente dificultad para
organizar sus tareas.

f- evita frecuentemente
comprometerse con tareas que exigen hacer esfuerzo mental.

g- frecuentemente pierde el
material necesario para hacer sus tareas.

h- frecuentemente se distrae por
estímulos extraños.

i-  se olvida a menudo de sus actividades diarias.

2- Seis o más de las siguientes características de hiperactividad e impulsividad por al
menos seis meses, que motivan dificultad de adaptación.

Hiperactividad:

a- se mueve nerviosamente en su
asiento, o mueve sus manos y pies constantemente.

b- se mueve de su asiento en clase cuando se espera que se quede sentado.

c- corre o trepa en situaciones que se consideran inapropiadas.

d-le cuesta estar calmado en situaciones o juegos que así lo requieren.

e- se siente como “movido por un motor” que no puede detenerse.

f- a menudo habla excesivamente.

Impulsividad:

a-  frecuentemente responde antes de que la pregunta termine.

b- frecuentemente le cuesta esperar su turno.

c- a menudo interrumpe a otros

Estas dos características deben estar presentes antes de los 7 años de edad, algunas veces ser notables en más de dos lugares (ejemplo: casa y escuela), la presencia debe resultar en un empeoramiento del desenvolvimiento social (ejemplo: repetir el año en la escuela). Como dije antes, otras condiciones
mentales deben ser descartadas.

Por qué es importante saber si un niño tiene ADHD? Porque tiene tratamiento, y a menudo los niños tratados mejoran su conducta y rendimiento. Sin embargo, no todo es color de rosa. El diagnóstico es a veces suficientemente difícil para que un psiquiatra deba ayudar al pediatra. Por otra parte, las medicinas tienen efectos colaterales (menor apetito y pérdida de peso; insomnio), y en manos
imprudentes, riesgo de adicción.

Una vez más, el mejor consejo es discutir con el doctor los beneficios y perjuicios del diagnóstico y su tratamiento, y mantener una conducta responsable como padre entrada en el mejor resultado en el desarrollo de una vida que recién comienza.

Tags: , ,

Deja un comentario