Revista »

diciembre 8, 2016 – 5:14 pm | 234 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Familia y Sociedad, Negocio, Padres

Elegir su Estado Civil para Presentación de Impuestos

Enviado por en abril 21, 2015 – 9:41 am | 776 views
h&r-block

Tu estado civil para la presentación de la declaración de impuestos es una de las decisiones más importantes a la hora de presentar tu declaración porque determina tu deducción estándar, así como otras deducciones y créditos. Por eso no debes tomar este tema a la ligera.

En algunos casos, el estado civil que debes usar está muy claro. En otros, es un poco confuso.

¿Eres casado?

En realidad, la pregunta es: ¿Estás casado o te consideras casado o soltero o te consideras soltero el último día del año?

Parecería que son demasiadas opciones. Ese es el punto. Si estás casado y vives con tu cónyuge, todo resuelto: ¡estás casado! (Nada nuevo, ¿no?)

También estás casado para los efectos fiscales si:

•Vives con tu pareja en un matrimonio de hecho reconocido por el estado en el que viven, o por el estado en el que comenzó el matrimonio.

•Estás casado, no vives con tu cónyuge pero no están separados legalmente.

•Estás separado en virtud de una sentencia de divorcio provisoria (no definitiva).

Si cumples con alguno de estos criterios, puedes optar por presentar tu declaración como:

Casado que Presenta una Declaración Conjunta o

Casado que Presenta una Declaración por Separado

A MENOS QUE hayas aceptado un crédito de impuestos por prima en virtud de la Ley de Atención Médica Asequible (Ley ACA). Si ese es el caso, debes presentar tu declaración como Casado que Presenta una Declaración Conjunta para poder recibir el crédito.

¿Debes presentar una declaración conjunta o por separado?

Eso depende de ti. Las parejas por lo general consideran que lo que más les conviene es presentar una declaración conjunta. Sin embargo, también existen muchos buenos motivos para presentar la declaración por separado. Si consideras que algunos de esos motivos se podrían aplicar a tu caso, deberías hablar con un profesional de impuestos.

Y tenemos la otra cara de la moneda: Soltero. Si actualmente no estás casado o nunca lo has estado, es fácil decir que eres soltero.

Si el último día del año estás separado legalmente de tu cónyuge en virtud de una sentencia de divorcio o manutención por separación judicial final o si tienes una sentencia de anulación de un tribunal, se considera que eres soltero a los fines fiscales.

Si obtuviste una anulación y en años anteriores presentaste tu declaración como casado, deberás enmendar esas declaraciones anteriores.

Si eres soltero

En esta categoría existen dos estados para la presentación de la declaración: Soltero y Jefe de Familia. Aquí surgen algunas preguntas más.

¿Tienes hijos?

Si la respuesta es no, tu estado civil para la presentación de la declaración probablemente sea Soltero. A MENOS QUE…

¿Mantuviste un hogar para un hijo o un pariente que reúne los requisitos?

Si la respuesta es sí, tu estado civil para la presentación de la declaración probablemente sea Jefe de Familia. Pero ten cuidado.

El estado de Jefe de Familia puede ser tramposo. Primero, debes haber pagado más de la mitad del costo de mantenimiento del hogar durante el año, y en ese cálculo no se puede incluir cualquier cosa. Se trata específicamente de la renta, los intereses hipotecarios, los impuestos sobre bienes raíces, el seguro del hogar, los impuestos sobre la propiedad, las reparaciones, los servicios públicos y los alimentos consumidos en el hogar.

Luego, debes tener un hijo o un pariente que reúna los requisitos, que haya vivido contigo durante más de la mitad del año y a quien puedas designar como dependiente.

Presentar la declaración como Jefe de familia te permite hacer una mayor deducción estándar y reduce tus ingresos imponibles.

Quinto estado civil para presentar la declaración

Si tu cónyuge falleció en 2014 y no te has vuelto a casar, debes presentar tu declaración de impuestos como Casado que Presenta una Declaración Conjunta o Casado que Presenta una Declaración por Separado, ya que se te considera casado durante todo el año.

Si durante un máximo de dos años después de la muerte de tu cónyuge no te vuelves a casar y tienes un hijo dependiente, puedes usar el estado de Viudo que Reúne los Requisitos en tu declaración de impuestos.

Esto te permite utilizar las categorías impositivas para Casados que presentan una declaración conjunta.

Deja un comentario