Revista »

septiembre 30, 2017 – 8:17 pm | 84 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Familia y Sociedad, Padres

La Importancia de las Vacaciones Familiares

Enviado por en junio 23, 2015 – 2:48 pm | 1.789 views
Martina

Por: Martina Gallangher

El verano se acerca y las vacaciones escolares están a la vuelta.

Hay veces que planeamos bien las cosas y nos podemos dar unas vacaciones en familia. Pero también hay otras veces que por falta de dinero o porque los horarios de trabajo de los padres y las actividades extra curriculares de los niños no concuerdan, no podemos darnos unas vacaciones en familia.

También hay veces que como padres durante el verano le planeamos a los niños demasiadas actividades para tenerlos ocupados. Pero hay que recordar que las vacaciones de verano son el mejor momento de reconectarse y convivir con la familia.

Reconectarse con los hijos para aprender cómo su carácter, personalidad y necesidades emocionales están cambiando en base a su crecimiento y desarrollo. Reconectarse con la pareja para entender cómo los cambios que han sucedido durante el transcurso de un año afectan la relación de pareja para bien o para mal. Este tipo de reconexión es importante para la salud mental como pareja. Esta reconexión de pareja y familia necesita su propio espacio donde no hay prisas para llegar a tiempo, ni horarios precisos.

Este espacio de reconexión,que ocurre durante las vacaciones, también ayuda a convivir en familia. Convivir no solamente con los hijos y la pareja, sino también con los abuelos, tíos y padrinos de la familia. Cuando convivimos en familia, especialmente los abuelos y tíos, la transferencia de nuestras tradiciones familiares y culturales ocurren con más facilidad.

Los abuelos y tíos comparten con nuestros hijos historias sobre la familia. Estas historias familiares le dan una base central a la identidad de nuestros hijos. Por medio de esas historias, ellos entienden su origen y las características que forjan a una familia.

Así que a tomar unas vacaciones en familia, que no tienen que ser largas, ni caras. Tampoco tenemos que salir de la ciudad o viajar a otro país. Sería ideal salir de la ciudad por unos cuantos días. Pero hay veces que simplemente no se puede.

Cuando no se puede tomar vacaciones largas, entonces hay que planear salir en familia durante los fines de semana y cuando hay un puente de tres días. Una familia puede reconectarse y convivir de varias maneras sin ir de viaje.

Por ejemplo ir a la playa o bosque si están cercanos. También se puede ir a un museo o zoológico. Y por último, si el presupuesto no alcanza, entonces una familia puede convivir en su casa cocinando una comida tradicional, viendo una película que a todos les gusta o jugando un juego como lotería o monopolio. El chiste es que nos reconectemos y convivamos en familia.

 

1 Pingbacks »

    Deja un comentario