Revista »

agosto 16, 2017 – 6:41 am | 147 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Familia y Sociedad, Padres

Las Diferentes Manifestaciones de la Alergia

Enviado por en marzo 27, 2013 – 8:18 am | 2.921 views
alergia

Por: Dr. Gabriel Aisenberg

Nuestro sistema defensivo está compuesto esencialmente de barreras no específicas que evitan el contacto de nuestro interior con sustancias desconocidas; tal es el caso de nuestro intestino o de nuestra piel, que de alguna manera aíslan del ambiente a nuestra sangre y tejidos profundos.

Por otra parte, ya más sofisticados, contamos con un grupo de células específicamente dedicadas a reconocer objetos extraños, y de esa manera preparar a nuestro cuerpo a combatir dichas sustancias.

Si bien hay mucho que decir sobre este último mecanismo, en lo que hace a las alergias, me gustaría contarle de un tipo especial de glóbulo blanco de la sangre llamado basófilo, y de su equivalente de los tejidos (fuera del torrente circulatorio) llamado mastocito.

Estas dos células contienen una sustancia llamada histamina. Cuando la liberan en los tejidos, o en la sangre, provocan una serie de reacciones como las que describiré luego. Ahora, ¿por qué estas células liberan histamina? En la mayoría de los casos, cuando contactamos por primera vez con una sustancia hay otro tipo de células que identifican a esos elementos que hasta entonces nos eran “desconocidos” desde el punto de vista inmunológico (de las defensas). En respuesta a este contacto, el cuerpo se prepara generando anticuerpos. Al segundo contacto, esos anticuerpos le “avisan” a basófilos y mastocitos, que entonces liberan histamina. El objetivo de esta reacción es dilatar los vasos sanguíneos llevando más defensas al lugar de contacto para “derrotar al enemigo”. El problema es que a veces la reacción puede ser violenta, y es entonces que aparecen los síntomas de la alergia.

Dependiendo del órgano en cuestión, y del mecanismo involucrado los síntomas pueden incluir: 1) aparato respiratorio: asma, sinusitis alérgica (mucosidad blanca, estornudos, picazón nasal); 2) aparato digestivo: alergia a los alimentos, con intolerancia, vómitos o diarrea; 3) piel: urticaria (manchas planas o algo elevadas, que pican, y que desaparecen a la vista si estiramos la piel alrededor de las manchas), o más grave, eczema (escamas rosas o blancas, que también pican); 4) ojos: conjuntivitis alérgica (enrojecimiento y picazón)

Los tratamientos incluyen evitar la sustancia que uno sabe trae alergia (los doctores aconsejamos llevar un libro donde apuntar la relación en el tiempo entre aquellas cosas que comemos, o ambientes que visitamos, o animales con los que contactamos, y la aparición de síntomas como los de más arriba). También hay medicinas para evitar que la histamina liberada actúe (se llaman anti-histamínicos), u otras que impiden que se liberen la histamina (esteroides como la prednisona o similares) y otras sustancias relacionadas con las alergias.

Como siempre, si usted o los suyos sufren de estos síntomas, consulte a su doctor. Una historia clínica cuidadosa, y ocasionalmente los test de alergias pueden orientar a su doctor para ayudarle racionalmente.

Tags:

Deja un comentario