Revista »

mayo 31, 2017 – 10:18 am | 226 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Familia y Sociedad, Padres

Nuestras Necesidades y la de la Familia

Enviado por en abril 15, 2014 – 11:32 am | 1.659 views
Maria

El influyente psicólogo norteamericano, Abraham Maslow (1908-1970), impactó la comprensión del camino humano con su estudio y teoría sobre la motivación humana. Su presentación de la pirámide de necesidades del ser humano en su papel académico, “Teoría de Motivación Humana” en 1943, inició una onda transformacional en el mundo de la psicología. Su pirámide ilustró cinco etapas de jerarquías necesarias para el bienestar del ser humano. Explicó que para avanzar en su desarrollo y lograr tranquilidad en el ser, tiene que mantener estas etapas balanceadas durante su vida y diariamente. La base de la pirámide representa las necesidades fisiológicas, seguido por nuestra seguridad, amor y el pertenecer, estima, y la autorrealización.

Como padres, estamos preocupados por el bienestar de nuestros hijos durante las etapas diferentes de su niñez y adolescencia. Vigilamos con quienes se asocian y sus intereses fuera de la casa, pero frecuentemente nos quedamos en la oscuridad referente a los pensamientos y sentimientos que no siempre se expresan. La pirámide de Maslow nos ofrece un mapa de enfoque para nosotros mismos y nuestros hijos. Estas áreas incluyen el cuidado físico y la nutrición, la protección, la expresión del amor y sentido de conexión con otros, el avance de nuestros talentos y capacidad, y llegar a tener un propósito más grande fuera de nosotros. El cariño familiar y comunitario es donde estas áreas se forman. Nuestras creencias de fe y espiritualidad también están envueltas dentro de estas etapas de necesidades y nos ayuda llegar al nivel más alto de nuestra existencia. Ejercicios de meditación y oración pueden ayudar a manejar el enfoque y la tranquilidad. El estudio y plática sobre estos temas abren la comunicación y conexión familiar.

Ser padre incluye ser líder en nuestro hogar. Esto no significa que tenemos todas las soluciones, ni que somos perfectos, pero sí, tenemos la obligación de aprender cómo mejorar el manejo de nuestras relaciones familiares y cómo apoyar la excelencia de nuestros hijos. Solamente porque nuestros hijos obedecen nuestras reglas no significa que estén creciendo como personas realizadas. Ellos requieren nuestro empuje, nuestras sugerencias, y nuestra inversión en sus éxitos personales. Lo importante es que el núcleo familiar aprenda de los diferentes retos que suceden en la propia familia.

Con cada niño que cae en el crimen, adicción, o comportamiento destructivo, todos perdemos. Algo falló en el camino de este niño, y por eso perdemos una contribución valiosa. Pero si todos actuáramos de manera inmediata tanto en nuestras familias como en nuestras comunidades estaríamos más enfocados en el camino verdadero.

Si no existe un camino obvio que se adapte a nuestras necesidades básicas, nosotros tenemos el poder de crear un camino nuevo para iniciar el cambio y avanzar. Si usted no logra encontrar su camino, busque a alguien que sepa sobre recursos, que sea positivo y pueda dirigirlo, y estudie las opciones comunitarias. No estamos solos, pero si creamos nuestro propio aislamiento sin darnos cuenta, esta decisión nos puede costar un gran dolor.

María Baños Jordán es la fundadora y Presidente del Texas Familias Council que existe para apoyar nuestras familias e inspirar comunidades inclusivas por medio de esfuerzos de desarrollo concentrado. Infórmense sobre nuestros esfuerzos en www.TexasLatinoleadership.com y facebook.

Deja un comentario