Revista »

agosto 16, 2017 – 6:41 am | 147 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Comunidad, Familia y Sociedad, Padres, Salud

Poison Ivy o Las Manchas de la Hiedra

Enviado por en agosto 21, 2013 – 9:27 am | 2.873 views
poison-ivy

Las hojas, raíces y tallos de tres plantas (llamadas en inglés poison ivy, poison oak y poison sumac), conocidas en español como hiedras, pueden causar manchas en la  piel de hasta la mitad de quienes contactan directamente con ellas, o inhalan  el humo que resulta de quemarlas.

Las manchas de la piel son como pequeñas bolsitas de agua (ampollas o blisters), y  se asocian a hinchazón, picor y enrojecimiento del área afectada. La reacción  aparece de medio a un día luego del contacto. A veces, este
se produce al tocar o ponerse ropa contaminada con el producto de aquellas  plantas que irrita la piel (urushiol). En esos casos es difícil para el  paciente recordar dicho contacto. El contacto con el líquido contenido en las
ampollas no disemina las lesiones. En otras palabras, no es una enfermedad  contagiosa. Hay una tendencia a que varios miembros de una familia desarrollen  la misma reacción; pero no está claro si hay una disposición hereditaria a
padecerlo.

Algunos oficios, dado que se desarrollan en ambientes donde la exposición es más  probable, hacen que el cuadro sea más frecuente: granjeros, guardabosques,  paisajistas, bomberos, trabajadores de la construcción o teléfonos.

Si bien la mayor parte de los casos resuelven solos en dos a tres semanas, se aconseja  ir al doctor cuando las lesiones afectan la mayor parte del cuerpo, o  especialmente afecta la cara o genitales, las lesiones desprenden pus, el
cuadro se asocia a fiebre, o tarda más de un par de semanas en resolver por completo.

Cuando las ampollas pierden su techo producto del rascado o roce, ocasionalmente las  lesiones se infectan: el enrojecimiento y dolor serán más importantes, puede  aparecer fiebre y pus.

En general el diagnóstico es clínico (la historia de exposición y las lesiones que  son medianamente características). Como dije antes, la paciencia es el major  tratamiento en la mayor parte de los casos. Ocasionalmente medicinas para la
picazón (Benadryl, Atarax) son necesarias. En los casos más severos (o sea,  cuando hay que ir al doctor), el uso de corticoides (del tipo Prednisone) en  dosis diarias por alrededor de unos 14 días acorta la duración del cuadro. Los
pocos pacientes que se infectan requieren además del uso de antibióticos.

En cualquier caso el mejor consejo es evitar el contacto con las plantas (es bueno  familiarizarse con el aspecto de sus hojas), y utilizar guantes, o barbijo si  el contacto es con el humo.

Como siempre hago, le recomiendo llamar al médico si hay dudas, o cree –en base a lo  escrito arriba- que puede necesitar mayor tratamiento.

 

Deja un comentario