Revista »

mayo 31, 2017 – 10:18 am | 213 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Familia y Sociedad, Padres

Preservación de Propiedades de Vivienda

Enviado por en abril 6, 2011 – 8:09 pm | 2.808 views

Por: Laura Jaramillo

Ayudando a los prestatarios a evitar la ejecución hipotecaria

En todo ambiente económico siempre habrá propietarios de viviendas que tendrán que luchar para cumplir sus obligaciones financieras mensuales. Las causas pueden variar de un divorcio o pérdida de trabajo a una enfermedad repentina u otra inesperada penuria económica.

Una ejecución hipotecaria puede causar un perjuicio grave a la calificación crediticia al largo plazo de un propietario de vivienda, resultando en años de crédito limitado y caro. Esto puede agregar considerablemente al costo total de una ejecución hipotecaria, haciendo aún más difícil la recuperación económica para la familia involucrada.

Las buenas noticias son que hay un número de prestamistas, grupos comunitarios y organizaciones gubernamentales que se comprometen a ayudar a los consumidores a quedar en sus casas. Muchos de estos grupos tienen programas educativos y de alcance a la comunidad y los recursos que ofrecen pueden ayudar a hacer la diferencia entre quedarse con una vivienda y perderla en la ejecución hipotecaria.

Lo más importante que debe recordar si usted es un propietario de vivienda que se enfrenta a una dificultad económica es que debería actuar rápidamente y comunicarse con el recaudador de su hipoteca. No oír a los clientes con dificultades económicas continúa siendo el único obstáculo más grande al que los recaudadores de hipotecas se enfrentan cuando deben proporcionar posibles remedios para sus clientes. De los consumidores que pierden una vivienda en la ejecución hipotecaria, la mitad nunca se comunicaron con sus prestamistas para pedir ayuda. El contacto temprano es crítico para encontrar soluciones que dan resultado, ya que el peso de pagos atrasados puede reducir considerablemente las opciones de los consumidores para quedar en sus viviendas.

La mayoría de los prestamistas tiene una variedad de opciones de arreglos a las cuales recurrir cuando ayuda a los clientes con dificultades económicas. Entre las más comunes están:

Clemencia. Esto es un acuerdo que muchas veces permite a los prestatarios pagar menos o saltarse pagos por un plazo específico de tiempo.

Restablecimiento. Esto le permite pagar todos sus pagos omitidos por una fecha específica. En la mayoría de casos, los prestamistas combinan tanto la clemencia como el restablecimiento en el mismo plan de arreglos.

Modificación. Esto es como refinanciar su préstamo y el prestamista usualmente renunciará a las cuotas de refinanciación. Aquí los términos del préstamo B tales como la tasa de interés y la duración del período del préstamo B se cambian.

Venta Corta. Con una venta corta, el prestamista le permite vender la casa por menos que la cantidad pendiente del préstamo. El prestamista acepta lo recaudado y perdona el resto de la deuda sobre la vivienda.

Algunas opciones de arreglos, tales como ventas cortas, pueden tener consecuencias tributarias para el prestatario, así que es aconsejable consultar con un abogado que está familiarizado con la ley inmobiliaria.

Los prestamistas responsables quieren que sus clientes sean exitosos económicamente y frecuentemente trabajarán con sus clientes para ayudarles a quedar en sus viviendas siempre que sea posible. Ya que la situación de cada prestatario es única, los bancos y los prestamistas de hipotecas tratan cada situación a base de caso por caso para determinar soluciones para sus circunstancias personales.

Hay que reconocer que no cada propietario de vivienda que se enfrenta a dificultades podrá evitar la ejecución hipotecaria, pero aquellos propietarios de viviendas que se ponen en contacto temprano con su prestamista tienen una oportunidad mucho mejor de encontrar una alternativa viable que aquellos que no lo hacen.

En el otoño de 2007, una colaboración de consejeros de crédito y de propiedad de vivienda, recaudadores de hipotecas y participantes en el mercado hipotecario formaron una alianza nacional en un esfuerzo para ayudar a los clientes que corren más riesgo a preservar la propiedad de vivienda. HOPE NOW esta concebido para vincular los clientes hipotecarios con consejeros sin fines de lucro para que aquellos que necesitan ayuda se beneficiaren del manejo de deuda y el asesoramiento presupuestario. Para más detalles, vea www.hopenow.com.

Laura Jaramillo es un community development manager para Wells Fargo

Tags: , ,