Revista »

diciembre 8, 2016 – 5:14 pm | 228 views
Lea la historia completa »
Entrevista
Familia y Sociedad
Negocio
Padres
Salud
Home » Padres, Salud

La Tensión, la Comida y el Ejercicio

Enviado por en marzo 27, 2013 – 7:58 am | 2.056 views
gallegher

Por: Martina Gallagher

Hay ocasiones en la vida cuando las cosas se nos dificultan o se nos amontonan y el estrés se va para arriba. En esas ocasiones es cuando descuidamos nuestra salud y a veces la salud de nuestra familia. Usualmente, lo que pasa es que cuando las cosas se nos acumulan, dejamos de hacer actividades que son saludables para nosotros. Por ejemplo, en vez de cocinar en casa, se nos hace fácil pasar por los restaurantes de comida rápida y comprar comida frita o pizza para la cena. Otro ejemplo es cuando tenemos un horario muy ocupado y dejamos nuestra rutina de ejercicios. Y por último ejemplo, cuando nos tomamos una cerveza, una copa de vino o nos comemos un litro de helado porque el día estuvo tan difícil que necesitamos algo para alegrarnos el alma. Cuando nos descuidamos, pensamos “El no cocinar en casa, no hacer ejercicio una vez o comerme un litro de helado, no va a causar gran problema.” Pero la realidad es que si nos descuidamos una vez y no estamos atentos a los factores que causaron el estrés, lo más seguro es que nos vamos a descuidar unas cuantas veces más en un futuro muy cercano. El resultado es que empezamos a comer fuera de casa más seguido, la rutina de ejercicio la echamos por la ventana y tomamos o comemos alimentos que no son saludables. Si nuestras acciones nada más nos afectaran a nosotros, tal vez no importaría mucho. Pero lo crítico de nuestro comportamiento es que lo que nosotros hacemos,nuestros hijos lo copian. En otras palabras nosotros les enseñamos a nuestros hijos el patrón de cómo lidiar con el estrés, cuando las cosas se acumulan o se dificultan.  Lo que sigue son algunos consejos de cómo lidiar con el estrés:

Planear la semana: Los domingos a la tarde, sentarse en familia y ver el horario de cada miembro de la familia en un calendario. Eso le facilitará a todos ver el horario de cada quien y planear con tiempo las actividades de la familia, en especial el ejercicio.

Preparar la comida unos días antes: Tradicionalmente nos gusta todo fresco y recién hecho. Pero hay veces que el tiempo no nos alcanza. En esas ocasiones, es mejor tener cosas ya preparadas. Por ejemplo, la ensalada, la sopa o el guisado se pueden preparar unos días antes, y usarlos cuando estemos ocupados y no tenemos tiempo para cocinar.

Estar más atentos a lo que nos estresa: Este consejo es el más importante. El estrés no se va a ir a ningún lado y siempre va a estar presente. Lo crítico es aprender a cómo manejarlo de una forma saludable. Así que la próxima vez que sienta que va a explotar, respire profundamente dos o tres veces y cuente hasta 10.  Eso le traerá un poco de calma. Cuando está más calma, haga una lista mental de las cosas que le causaron el estrés. Esta actividad hará que usted ponga más atención la próxima vez que sienta tensión. Poco a poco podrá manejar con más control las cosas que le causan tensión.

Tags: , ,

Deja un comentario